TOP 

El Principe de paz

Navidad

(The Prince of Peace)

Odio esperar, por James C. Denison

Esperar es la pesadilla de mi existencia. Si hay dos filas en el cine, la que yo elija quedará paralizada mientras que la otra se deslizará rápidamente. Los cajeros de los bancos tomarán sus recesos justo cuando yo he llegado al frente de la fila; los cajeros automáticos de los supermercados se van a huelga cuando yo me acerco a ellos.

Alguien dijo que la vida es todo a ello que te sucede mientras que tú haces tus otros planes. Poco a poco voy aprendiendo que hay redención en cada momento y que Dios usa cada minuto para Su gloria y para nuestro bien. Es muy difícil pensar en algún héroe bíblico que no haya tomado un atajo en su camino hacia su destino. Noé pasó 100 anos de su vida construyendo su arca antes de que finalmente llegara la lluvia; Abraham y Sara esperaron 25 anos por Isaac; José viajó a través de la prisión de Potifar, en su camino al palacio de Faraón.

Moisés se paso varias décadas huyendo del faraón antes de que el Señor lo enviara de regreso a liberar a Su pueblo. Dios le dijo a David que él sería el rey, mucho antes de que Saúl renunciara al trono. Juan tuvo que ir a Patmos para poder conocer a su Amigo y glorificado Señor.

¿Estás tú esperando en el Señor esta mañana? Quizás estás orando sin poder ver alguna respuesta, esperando un trabajo que no llega, o algún problema de salud que el Señor no ha restaurado. Necesitas la dirección y provisión de Dios, pero parece que él no está trabajando de acuerdo a tu línea de tiempo. Uno de los mas frustrantes recordatorios de las Escrituras es una declaración de Dios: “ Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” (Isaías 55:8,9).

Dios redime todo lo que él permite. Si tú estas esperando en él esta mañana, es por una razón. Él quiere usar esta espera para acercarte más hacia él, prepararte para lo que viene, o para ayudarte a confiar en él en tiempos difíciles. Recuerda que tu Padre nunca se equivoca. Su voluntad es “agradable y perfecta” (Romanos 12:2). Sus tiempos siempre son los correctos.

ORE

Mientras esperamos, meditemos en algunas perspectivas navideñas:

Isaías 9:6 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre
Admirable,
Consejero,
Dios Fuerte,
Padre Eterno,
Príncipe de Paz.”

Testimonio Personal

¿Paz? ¿De qué paz hablas?

Bueno, Isaías está recalcando cinco cosas acerca del Mesías que vendría. Una de estas cosas enlista cuatro nombres que revelan el carácter del Mesías (Leamos juntos Is. 9:6) Y el que acabamos de leer es del que hoy te quiero hablar. EL PRINCIPE DE PAZ.

Para poder entender este versículo y del por qué no hay paz hasta este momento tenemos que ver el versículo 7. “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite,” Esto sucederá durante el mileno. “Él es quien va a traer y mantener la paz durante el reino milenial. Lucas 1:32 “Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre;”

Nosotros, obviamente no tenemos eso ya, pero déjame decirte lo que sí tenemos. Tenemos a Jesús y su carácter. Él te tiene un regalo especial para la Navidad y para cada día.

EL REGALO DE LA PAZ
(mientras esperamos que llegue el día en que él se siente en el trono de David y haya paz y justicia).

Para nosotros es difícil esperar, pero quizás para ti va a ser un poco más fácil después de hoy.

Busca Juan 14 _ Jesús esta hablando a sus discípulos para “Consolarlos” después de decirles que se iba a ir y que uno de ellos le traicionaría.

Juan 14:27 “La paz os dejo, mi paz os doy”. Cuando tenemos la paz de Dios hay gozo y contentamiento. Es sobrenatural. El mundo fundamenta su “paz” sobre sus “recursos”, El cristiano tiene paz gracias a una correcta relación con Dios.

El mundo disfruta la paz cuando hay “ausencia de problemas”. El cristiano disfruta la paz a pesar de los problemas.

¿Cómo puede ser eso?

Juan 14:1 “No se turbe vuestro corazón”.

¡Eso me suena como un mandato!

14:1A La premisa del mensaje es:
No dejes que tu corazón se turbe…ten paz.
Aquí tienes cuatro maneras de lograr esto en tu vida:

14:1B ¿Cómo y ¿Por qué? “Creéis en Dios, creed también en mí”. 1.
La primera razón de que tú puedes hacer esto es debido a la Persona:
Jesús dijo: “Creed en mí” Él es Dios.
Qué no hacer: “No seas turbado”
Qué hacer: Creer en Jesús

El no dijo: “podrías por favor…”, “no te importaría, si…”, “si tienes ganas de…”

La razón por la que los discípulos pudieron hacerlo es porque ellos conocían a Jesús, ellos habían pasado tiempo con él. ¡Pero, nosotros también podemos confiaren él! No lo hemos visto cara a cara, ni hemos andado con él…pero estamos al otro lado de la resurrección. Nosotros deberíamos tener “de perdido” la misma confianza que los tuvieron sus discípulos. ¡Hemos visto muchísimo más!

II. V2
“En la casa de mi Padre, muchas moradas hay… voy pues a preparar lugar para vosotros”
Aquí tenemos otra razón para “no dejar que nuestro corazón se turbe.”

El está preparando un lugar para ti en _el cielo. El cielo es nuestro destino, nuestra ciudadanía está en el cielo.

III. Mismo versículo Él está preparando un lugar para ti. Les está diciendo a sus discípulos que, no solamente los va a llevar allá, y que su destino final está allá, sino, que ESTA PREPARANDO UN HOGAR PARA TI.

Un hogar es importante para todos nosotros. El poeta Robert Frost dijo: “Hogar es el lugar donde cuando tu llegas, te tienen que dejar entrar.”

Un periódico en Londres organizó un concurso acerca de ¿Qué es un hogar? El ganador dijo: “Un hogar es donde eres tratado de lo mejor, y donde tú te quejas más.”

Pensemos en nuestro hogar, en cuánto tiempo y energía le invertimos. Nuestro hogar es un refugio, un lugar cómodo, un lugar de amor. Nosotros anhelamos llegar a nuestro hogar después de un pesado día de trabajo, anhelamos el cielo después de cualquier # de años que el Señor nos ha dado aquí.

Para los inconversos, la vida en esta tierra es lo mejor que puede haber; para los creyentes, la vida aquí es ¡lo peor que puede haber!

C.S. Lewis lo dijo mejor cuando escribió: “Si descubro en mí mismo un deseo que ninguna experiencia en este mundo puede satisfacer, la explicación más probable es que yo fui diseñado para otro mundo.”

El cielo es un lugar preparado para personas preparadas, ¿Estás tú hoy preparado?

El Dr. Sueco, Paul Tournier aconsejaba a un joven que vivía en un hogar miserable y decía: “Básicamente, estoy en búsqueda de un lugar al cual pertenecer.”

Es una necesidad básica del corazón humano. ¿Estas en búsqueda de un lugar al cual pertenecer? Tal vez ya hayas escuchado la historia de una famosa cantante que fue invitada a cantar en una boda de la alta sociedad. Ella cantó en la boda, pero cuando llegó la hora del banquete no pudo entrar,…ella había olvidado responder a la invitación.

Aquí te diremos como:

V.4_y sabéis el camino… y luego repitió:
V.6_Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

Espero que ya hayas respondido a la invitación.

Si tú ya eres un cristiano, tu reservación ya fue hecha desde el momento en que recibiste a Cristo como tu Salvador. Jesús ha preparado un lugar para ti, y eso debe darte paz.

IV. v 3. Y si (yo) me fuere y os preparare lugar, (yo) vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

V 3ª _Jesús, personalmente, va a regresar para llevarte a tu nuevo hogar. Ahora, probablemente tú aún no has tenido una cita. Tal vez eres aún muy joven. ¡¡Tu primera cita podría ser con Jesús!! El viene por nosotros. ¿Te estás emocionando?

Nosotros no sabemos si será en Su regreso, o si será después de la muerte, pero, como quiera que sea, El vendrá por nosotros. No estaremos solos en este viaje, tampoco.

V. 3b “para que donde yo estoy, vosotros también estéis”
Experimenta su presencia.
Una vez que llegues al cielo, vas a estar con Él para siempre.

En este tiempo todos estamos esperando la Navidad, aquella mañana en que todos podemos abrir nuestros regalos.

Salta al versículo 27 Su promesa y tu regalo mientras esperas llegar al cielo.

PAZ
(¡Como si el cielo no fuera ya un regalo fabuloso!)

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.”

Aquí lo dice una vez más: NO SE TURBE VUESTRO CORAZON.

¿Cuál es mi parte?

Bueno, en realidad es una pequeña palabra, pero un gran mandato NO “DEJES” QUE. Aparentemente, tenemos la capacidad de permitir o no, que nuestro corazón sea atribulado. Es nuestra actitud.

Salmo 85:10 “La justicia y la paz se besaron.” Aquí está tu parte, la Palabra de Dios no dice cómo vivir una vida recta. Una vida en posición correcta conforme a la voluntad de Dios.

Jesús fue siempre el maestro en cada situación y él nos capacita para tener el control de nuestras vidas cuando nos rendimos a él y recibimos Su legado de paz.

Filipenses 4:7 lo llama, la paz “que sobrepasa todo entendimiento” Filipenses 4:10-20

Problemas: ¿Desacuerdo con sigo mismo y con otros? ¿Circunstancias difíciles? ¿Problemas espirituales? Noche oscura del alma” sí, sí, sí.

Independientemente de aquello que nos hace estar atribulados como cristianos, mi oración es que, después de esta mañana tengamos más por qué NO estar atribulados.

Sabemos que Jesús nos dijo_ Creed en mí. Hay un lugar que está siendo preparado para ti, por la eternidad.

¿Como podría esta promesa de ir al cielo, haber calmado los corazones atribulados de los discípulos? El Apóstol Pable dijo:

“Porque yo reconozco que los sufrimientos de este tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que será revelada en nosotros” Y Jesús dijo que por el gozo puesto delante de él en la cruz, él soportó la cruz.

Cuando él compartió lo que dicen los versículos que acabamos de leer, Jesús sabía que, en unas cuantas horas él tendría que morir de una muerte terrible.

¿Qué debemos hacer cuando parece que la presencia de Dios nos ha sido quitada y hemos caído en un tiempo de dolor y sufrimiento?, ¿Qué debemos hacer con la desesperación?

La respuesta es que, tenemos que tomar nosotros mismos la iniciativa de, deliberadamente ejercitar nuestra mente, …Fortalecer nuestra fe en Dios. Debemos pensar en él y entonces superar los problemas al recordarnos a nosotros mismos del poder y las promesas de Dios, y al confiar en Él.

Pensando de esta forma: La paz es el legado de la muerte de Cristo a sus seguidores. Es su herencia a ellos. Él no los ha dejado desprovistos o sin ningún consuelo. Es una paz segura.

C.H. Spurgeon: “Debemos descansar seguros en que esta declaración de Nuestro Señor Jesucristo es válida. Aquí tienen Su propia firma; está firmada, sellada, y entregada a nosotros por medio de los once apóstoles. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive, pero Jesucristo ha muerto; y ahora nadie puede disputar su legado.”

Ex. Aquellos que disputan testamentos, sus deseos podrían no llevarse a cabo. Ellos no pueden levantarse de la muerte para cumplir su voluntad.

Su voluntad está en vigor debido a que el testador ha muerto, pero, ¿se llevará a cabo su voluntad?

“Nuestro Señor Jesucristo quien murió, hizo valido su testamento, se levantó y ahora vive para ver que cada estipulación en su voluntad sea cumplida.”

NO DEJES QUE TU CORAZON SEA TURBADO…NO DEJES
Acepta su regalo de Paz. “Es un fruto del Espíritu Santo”
¡Esto hará que la espera por el Príncipe de paz sea más fácil!

Hebreos 7:1-3 En cuanto a la certeza de la promesa de Dios a Abraham y después de que Abraham había esperado pacientemente (Cap.6), El primer nombre significa: “Rey de rectitud”, también, “Rey de Salem”, que significa “Rey de paz”.

Warren Wiersbe dijo: Como Rey…él puede controlar las circunstancias a tu alrededor. Como Sacerdote, él puede cambiar actitudes en ti. Tú experimentarás paz, cuanto más te rindas a él en todos los sentidos.

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado,
y el principado sobre su hombro;
y se llamará su nombre
Admirable,
Consejero,
Dios Fuerte,
Padre Eterno,
Príncipe de Paz.

Notificaciones de Actualización

Reciba un email cuando actualicemos nuestro sito web

 

* indicates required
 

Hemos visto varias películas en PureFlix, mi familia y amigos están de acuerdo en que están escritas bíblicamente con las palabras y la dirección de Dios para nuestras vidas, recomendamos PureFlix a la audiencia. Serás bendecido por la Palabra de Dios en un guión cristiano y la actuación de actores que aman y aprecian su relación con Jesús.